Inteligencia Emocional : Un acercamiento práctico

18/07/2018

Cómo la empresa argentina USS Servicios Unidos de Seguridad S.A. decidió dotar a sus empleados de conceptos y herramientas para comprender y gerenciar algunos sentimientos que a veces afloran en la piel…

 

La construcción de un vínculo más estrecho entre el empleado y la empresa, que exceda lo simplemente administrativo y laboral, es un concepto aspiracional para muchos departamentos de Recursos Humanos. Los beneficios pueden ser importantes, traducidos en un mejor ambiente de trabajo, relaciones francas entre los miembros de la empresa y al cabo mejores resultados, cualquiera sea la actividad de la misma. Sin embargo, aventurarse en este camino no es algo sencillo, dado que se ponen en juego relaciones humanas: no se trata de que al empleado le resulte simpático el logotipo o la pase bien en la fiesta de fin de año, sino que comprenda y se sienta comprendido por el grupo en el cual está inserto durante varias horas al día.

 

Muchas empresas se quedan sólo en la etapa de declamación de estas intenciones pero no se animan a intentarlo. Algunas otras, como USS, han tomado el camino de los hechos, empezando por abordar un sentimiento que puede influir de manera decisiva muchas de nuestras conductas : el ENOJO

 

A primera vista, el ENOJO se presume como una emoción negativa, siendo que, por el contrario, es una emoción que permite la protección y/o auto-preservación. El enojo significa: “Hasta aquí llegás” o “Hasta aquí llego"

 

Les queremos compartir un relato realizado por el Lic. Luis Urgoiti del Taller presencial e interactivo que Sikhona llevó a cabo en la sede central de USS, en donde pudimos compartir experiencias y analizar esta emoción con más de 20 colaboradores.

 

“Voy a empezar de atrás para adelante, del final al comienzo. Solo porque esto nos permite encontrarnos con lo sucedido después de sentir un montón de cosas, o más bien de emociones. Las últimas palabras de Franky, pusieron de relieve, en la mano, una distinción que suena sencilla pero no lo es. El dijo algo parecido a esto: "Conózcanse, trabajen con ustedes mismos, busquen en ustedes y háganlo ya que esto les permitirá ser mejores personas y vivir tanto sus trabajos como otros mundos personales de una manera más plena." Este final rebotó en nuestros oídos, y junto con un aplauso compartido, terminamos lo que fue la charla sobre el enojo en hombres y mujeres y como este nos afecta nuestras vidas cotidianas y laborales. El contexto fue la empresa de seguridad USS. 


Franky, el director de la empresa USS, nos convocó luego de su participación en un taller sobre Hermanos adultos que realizamos con Sikhona. Nos contó que como regalo de cumpleaños a sus empleados él les brinda la posibilidad de participar en un taller que les permita a ellos llevarse algo que les sea útil para sus vidas.

El tema que conversamos y que a él le resonó fue el del enojo desde una perspectiva de Género. Allí fuimos junto con Florencia y Esteban a conversar sobre una temática que nos afecta a todos como personas y que en muchos casos determina la forma de construir vínculos cotidianos y más cuando los niveles de intimidad laboral son muy diversos.
Algo que nos guía como miembros de Sikhona, y de lo cual no dudamos, es la profunda convicción de que la conexión y la vulnerabilidad son la puerta de entrada y salida para la construcción del bienestar tanto personal como relacional.

 

La forma de construir esta conexión es generando espacios donde tanto como personas y grupalmente, no estemos en riesgo y sintamos que podemos ser confiables los unos con los otros. Esto tiene múltiples grados de complejidad acorde con los contextos en los cuales estemos.

 

El contexto laboral, por las condiciones que lo estructuran y organizan, hace que el trabajo grupal para generar niveles de conexión elevada sea complejo. Complejidad que no remite a algo bueno o malo sino a una multiplicidad de condiciones que generan en esos contextos diferentes posibilidades de desarrollo y bienestar.


Con este Norte en mente, nos encontramos con un grupo heterogéneo de personas, mujeres y hombres, de diferentes edades, sectores y jerarquías. Esta heterogeneidad nos mostraba en pocas palabras, las marcas de la cultura empresarial. La presencia de FRANKY ( director y dueño) como de ROXANA( Líder en Cultura y Capacitación) abría una comunión de mundos. Un interés a compartir y vulnerarse como marca de las relaciones laborales en USS

Nos apoyamos en esta disponibilidad y el taller se lleno de juego, conversaciones, intimidades, miradas plenas de escucha y reconocimiento. Cada uno de los participantes se involucró con sus sentires y percepciones acerca de cómo el enojo afectaba sus vidas. Las mujeres y los varones generaron distinciones claves para entender como nuestro ser mujer y varón hace que las vivencias emocionales sean diferenciales y a la vez como en un mismo contexto laboral, ciertas emociones se tramitan de manera similar seas mujer o varón. 


Uno de los temas que resonaron fue la relación entre el enojo y la posibilidad de decir que NO. El enojo es la emoción que sirve para diferenciarse del otro y el NO es clave en este proceso a lo largo de nuestra vida. Decir que NO a un compañero de similar o diferente jerarquía es fundamental para poder resolver ciertos conflictos de todos los días.

 

Pero implica ciertas dificultades ya sea por temores, niveles de confianza, dificultades emocionales individuales y o relacionales. Como algunos dijeron: " el mal modo de expresar el enojo genera malestar", " Decir que no depende de la relación, del género, de la disponibilidad de cada uno en escuchar al otro, del rol, de la empatía". Trabajamos sobre estos puntos con juegos y reflexiones.

 Otro de los puntos sobresalientes fueron los procesos de registro y actuación del enojo. Como se va " haciendo una bola de nieve" que al no registrar o negar, tanto corporalmente como con la palabra, el enojo se convierte en ira, pensamientos negativos, malestares físicos, síntomas psicológicos como ansiedad y depresión, impulsividad etc.


Surgieron palabras que acompañaban el enojo como emoción: " lejos, común, fuerte, impotencia, impunidad, frustración, miedo, debilidad.


Y así fuimos construyendo un espacio donde Conexión y Vulnerabilidad dieron lugar a a todos estas palabras que dan cuenta de cómo poder transitar esta emoción básica y universal que es el ENOJO: UNIÓN DE GRUPO, EMPATÍA, DIÁLOGOS, FLEXIBLE, MENSAJE CLARO, CONOCERSE MÁS, CONTENCIÓN, ENTENDIMIENTO, REGISTRO.


Uno pasa buscando formas diversas de aliviar el sufrimiento humano. La forma que tenemos en nuestras manos son las CONVERSACIONES.

 

Este hermoso grupo de USS nos permitió escuchar estas conversaciones y así encontrar maneras de transitar el enojo y sus consecuencias tanto positivas como negativas.
Con estas palabras podremos tener nuevas posibilidades de ver, escuchar y conversar. Por esto, queremos compartir un entretejido con todas ellas:


" Cuando surja ENOJO, la UNIÓN DE GRUPO será la puerta para la EMPATÍA. Entonces, los DIÁLOGOS comenzaron a fluir y la mirada del otro se hará más FLEXIBLE, transmitiendo un MENSAJE CLARO que permita a cada uno CONOCERSE MAS, para finalmente acceder a lo que todos como personas necesitamos que es CONTENCIÓN, ENTENDIMIENTO y un profundo REGISTRO de nuestras necesidades y deseos."


Les agradecemos a todos los miembros de USS por la oportunidad que nos brindaron de conversar en un clima tan agradable y respetuoso.”

Después de este particular encuentro, el primero de otros que se realizarán durante este año, quisimos saber la opinión de la persona que lidera el área de Capacitación y Cultura Organizacional de USS, la Lic. Roxana Batista.

 

"En USS decidimos compartir con nuestros colaboradores esta maravillosa experiencia con el equipo de Sikhona.

Logramos objetivos a partir de las relaciones que generamos con los demás, compartimos muchas horas y la emocionalidad está presente en todas las interacciones, la mayoría de las veces, no sabemos cómo regular estos estados emocionales, que afectan las relaciones.

Este encuentro nos ayudó a tomar conciencia, entender lo que sentimos, para comunicarnos mejor con los otros. Nos animó a seguir con este camino interno de empoderamiento emocional.

 

Le agradezco a los facilitadores de Sikhona por introducirnos y acompañarnos en este aprendizaje emocional, por generar un espacio donde cada uno pudo desplegar algo de su mundo emocional, dándole visibilidad y protagonismo a este tema en la vida laboral."

Compartir en Facebook
Compartir enTwitter
Please reload

Entradas destacadas

Reflexiones básicas para padres y líderes organizacionales sobre los videojuegos y sus impactos a nivel intrafamiliar y laboral (Parte 3)

04/09/2018

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle

©copyright - 2016 SIKHONA - www.sikhona.com.ar

 Todos los derechos reservados

 

Diseño y desarrollo exclusivo para SIKHONA por CochónVazquez

Sikhona - Taller en Argentina
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle